sábado, 15 de mayo de 2010

Conflicto de Irlanda

Conflicto de Irlanda


En 1920 Irlanda se independizó de Gran Bretaña, una pequeña región decidió mantener bajo el yugo britànic.Aquest lugar, conocido como Irlanda del Norte, está formado por seis condados de mayoría protestante.


El conflicto de Irlanda del Norte fue un conflicto de gran violencia por el estatus político de Irlanda del Norte, que provocó gran pérdida de vidas humanas durante la segunda mitad del siglo XX. El conflicto armado tuvo lugar entre unionistas (aquellos que deseen permanecer unidos a la corona inglesa) y republicanos (partidarios de la unificación de las dos Irlanda). Ambos bandos recurrieron a las armas, y la provincia se hundió en una espiral de violencia que duró desde finales de los años 60 hasta la firma del Acuerdo de Viernes Santo, el 10 de abril de 1998 (también llamado el Acuerdo de Belfast, fue firmado en Belfast, Irlanda del Norte por los gobiernos británico e irlandés y aceptado por la mayoría de los partidos políticos norirlandeses).


El conflicto de Irlanda del Norte tiene su origen en la invasión de los Anglo-Normandos en 1169 por Wexford, que marcó el inicio del conflicto entre Inglaterra e Irlanda. Pronto, los invasores asimilaron la lengua y la cultura gaélica de los irlandeses. Enrique VIII introdujo un representante de la corona en Dublín y propició el establecimiento del anglicanismo a la Iglesia de Irlanda con la subsiguiente reforma. Esto provocó malestar entre los valores normandos que perdieron poder a favor del rey inglés, ya que la religión que profesaron normandos y nativos era el catolicismo romano.


Hacia la segunda década del siglo XIX, la Home Rule, el autogobierno limitado de Irlanda, estaba a punto de ser concedido ante las presiones del Partido Parlamentario Irlandés (Irish Parliamentary Party, IPP). Los unionistas (unionismo: una corriente política irlandesa que defiende la unidad con Gran Bretaña), protest
antes (moviement religioso-político-social con el objetivo de reformar la Iglesia católica, y que provocó la fractura de la unidad religiosa europea) y residentes en el Ulster, eran contrarios a cualquier tipo de autogobierno, temerosos de verse marginados en un país de mayoría católica. En 1912, el mismo año que se aprobó la Home Rule, los unionistas, liderados por Edward Carson firmaron el Pacto del Ulster (una de las "provincias históricas" de la isla de Irlanda), comprometiéndose a oponerse radicalmente a la Home Rule, utilizando la fuerza si fuera necesario. Para defender sus posiciones con la ayuda de las armas se formó la organización paramilitar de la Fuerza Voluntaria del Ulster (Ulster Volunteer Force, UVF), equipados con armas importadas desde Alemania. Como contrapartida, los nacionalistas formaron los Voluntarios Irlandeses (organización paramilitar establecida por nacionalistas irlandeses en 1913 "para asegurar y mantener los derechos y libertades comunes a todas las personas de Irlanda", y para ayudar a instaurar la inminente Home Rule). La guerra civil parecía inminente, pero el estallido de la Primera Guerra Mundial suspendió la aplicación de la Home Rule y aplazó la solución de la cuestión irlandesa.

Sin embargo, el conflicto irlandés alcanzó un nuevo estadio liderado por los nacionalistas Voluntarios Irlandeses: los nacionalistas pasaron de defender su autonomía a exigir la soberanía completa. El Sinn Féin, partido político irlandés ganador de la mayoría de los escaños para Irlanda, dio el primer paso cuando decidió en 1918, de manera unilateral, crear un Parlamento propio en Dublín (la primera Dáil Éireann y escindirse del Reino Unido)
. Al mismo tiempo, los Voluntarios Irlandeses se transformaron en el Ejército Republicano Irlandés (Irish Republican Army, IRA), y empezaron las hostilidades entre éstos y las fuerzas estatales británicas, dando inicio a la Guerra Anglo-irlandesa o Guerra de Independencia Irlandesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada